Mobile World Congress cancelado

mobile world congress

Mobile World Congress cancelado

El evento tecnológico que iba a celebrarse entre el 24 y el 27 de febrero en Barcelona, queda cancelado.

La principal causa de la cancelación del Mobile World Congress ha sido el coronavirus. En este artículo vamos a analizar cuáles van a ser las consecuencias que va a conllevar esta decisión.


Las consecuencias van a ser muy graves para Barcelona, para la GSMA (la asociación que organiza el Mobile World Congress), y para muchas compañías tecnológicas.


Un congreso mundial de móviles no es una simple cancelación de la presentación de móviles, supone un desastre económico para cientos de compañías, negocios y entidades implicadas en la organización del congreso, con todo lo que arrastra a su alrededor.


A pesar de que España es una zona de bajo riesgo por el coronavirus y las medidas que la GSMA iba a imponer eran las suficientes la GSMA, iba a imponer medidas para controlar el coronavirus. Iba a pedir que todos los chinos que acudieran al congreso, acreditaran que habían pasado los últimos 14 días fuera de China. A pesar de ello, la cancelación de compañías aumentaba día a día y la GSMA se vio obligada a cancelar el evento.

Para conocer la magnitud del Mobile World Congress, la propia GSMA, ha desvelado algunos datos sobre las ediciones anteriores:

  • 109.000 visitantes de 200 países (59 % de ellos altos ejecutivos).
  • 7.900 CEOs de empresas.
  • 2.800 compañías tecnológicas.
  • Más de un millón de reuniones de negocios.
  • 500 millones de euros de beneficio para Barcelona.
  • 14.000 contrataciones de empleo temporal.


El primer afectado por la cancelación es Barcelona, pero también el resto de España ya que muchos de los que iban a asistir al Mobile World Congress, tenían pensado quedarse unos días viajando por los alrededores de la capital catalana.


Son muchas las empresas españolas relacionadas con la organización y la logística participan en el congreso, por lo que también ellas sufrirán la cancelación.

 

Hoteles, transportistas, compañías de azafatas, montadores, locales de ocio, tiendas, etc. son las grandes afectadas por la cancelación. Un total de 500 millones de euros de pérdidas supone un duro golpe para Barcelona.

Además, los posibles seguros que tuvieran contratadas las empresas, no cubren las epidemias como la del coronavirus.

Para las grandes empresas asistentes como Samsung, Xiaomi, LG, etc. no va a suponer una catástrofe. Las grandes afectadas son las pequeñas compañías de software, app, accesorios, etc. cuya asistencia al congreso suponía cerrar acuerdos para todo el año.

En un primer momento, se pensó en la posibilidad de posponer el Mobile World Congress, ya que, aunque también supondría algunas pérdidas, sería la opción menos dañina para el Mobile World Congress. Pero como no está claro cuando acabará la alerta por el coronavirus, por lo que decidieron cancelarlo definitivamente.


Este año, la GSMA ha priorizado la seguridad, la salud y la reputación del evento y aseguran que desde hoy, comenzarán a trabajar en la próxima edición del Mobile World Congress 2021.

Deja un comentario